24 may. 2010

I don't see the rainbow, do you?

Bueno, creo que llegó la hora de darle un poco de vida a este rinconcito de la red, asi que voy a tratar de empezar a escribir aunque sea unas lineas por día para mantener la constancia, y... Wait, déja-vù. Creo que es la vigésima vez que digo esto, y nunca lo cumplo. Bleh.

Hoy hay un día hermoso. Y no porque el Sol brille en el medio del cielo, irradiando luz y calor al mundano planeta, sino que llueve y el cielo esta nublado y encapotado. Me encantan los días así, me encanta sentarme ante mi escritorio, con la música bien alta, con mi velador prendido y ver por la ventana la lluvia cayendo sobre el piso de cemento del patio. Adoro disfrutar estos días con una taza de té con limón caliente en la mano, me hacen sentir renovado. Incluso me inspiran. Podría decir que los días lluviosos son una de mis musas. Siempre me dan ganas y fuerza para escribir, como ahora.

Hoy fue un día no muy especial. Me levanté tarde, como a las 15:30, disfruté tanto como pude de mi cama hasta que el levantarme fue inevitable. Comí sorrentinos (tarde, como a las 16:30, costumbre de domingos y feriados) y ahora estoy acá, viendo si algo original sale, en vez de la basura de siempre. Me di cuenta de que la escritura no es como aprender a andar en bici, que queda para siempre; si no lo ejercitás, se pierde. Estoy intentando escribir algo nuevo y... nada me convence. Me alegro de tener un ancla en "Despojos", puedo seguir escribiendolo y me sigue gustando, creo que es la unica forma de progresar. Voy bastante bien, si a algun random que lee esto le interesa: ya llevo 100 paginas A4, y me falta bastaaaaaaaante todavia. Estoy feliz de lo que estoy sacando.

Y eso. Me voy a seguir con mis cosas. See you later, crocodiles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

A continuación podés dejar un comentario sobre la entrada, y también puedes exponer tus quejas, comentarios y/o dudas.