5 ene. 2011

Déjame entrar al dolor de tu cuerpo, quiero morir mendigando tu pan; déjame estar condenado en tus huesos. Nadie me hable...

YA DEJAME ENTRAR.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

A continuación podés dejar un comentario sobre la entrada, y también puedes exponer tus quejas, comentarios y/o dudas.