27 dic. 2010

Oops, me enamoré otra vez.

*Intenso deseo de intimidad y unión física con otra persona.
*Intenso deseo de reciprocidad.
*Intenso temor al rechazo de esa persona.
*Pensamientos frecuentes e incontrolados sobre el otro que interfieren la actividad normal de la persona.
*Pérdida de concentración.
*Fuerte activación fisiológica (nerviosismo, aceleración cardíaca, etc.) ante la presencia (real o imaginaria) del otro.
*Hipersensibilidad ante los deseos y necesidades del otro.
*Atención centrada en el otro.
*Idealización del otro, percibiéndolo sólo características positivas en la otra persona.

Esos de ahí son los síntomas del enamoramiento.

Los tengo todos.

¿Debería preocuparme?

2 comentarios:

  1. No hay nada por lo que debas preocuparte xD

    ResponderEliminar
  2. No hay que preocuparse. Obvio que si no es correspondido se sufre, y uno suele tener miedo a ese sufrimiento. Pero aún aunque la otra persona no sienta lo mismo, soy de la idea de que de todo se aprende, y que las cosas pasan por algo. Dos caminos no se cruzan por casualidad, y a veces lo que pensamos que nos va a llevar a la felicidad, es solamente un obstáculo para que podamos recorrer los próximos caminos con más facilidad.
    No te preocupes y las cosas tarde o temprano se van a ir aclarando

    ResponderEliminar

A continuación podés dejar un comentario sobre la entrada, y también puedes exponer tus quejas, comentarios y/o dudas.